email: droygs@hotmail.com
Teléfono: 997499121
Nextel: 99405*2318
   Inicio      Hipoacusia o perdida de la audición

HIPOACUSIA  O  PERDIDA  DE  LA  AUDICIÓN

 

DEFINICIÓN 

Es la incapacidad parcial o total de un paciente para escuchar sonidos a través de uno o ambos oídos.

La hipoacusia es la disminución del nivel de audición por debajo de lo que se considera normal, por lo que según la pérdida de intensidad, medida enDecibelios(dB), se clasifica en:

 

 

NIVELES DE HIPOACUSIA

  • Leve – cuando la pérdida de audición es mayor a 25 dB y menor de 40 dB.
  • Moderada – cuando la pérdida de audición está entre 40 y 60 dB.
  • Severa – cuando la pérdida de audición está entre 60 y 80 dB.
  • Profunda - cuando la pérdida de audición es mayor a 80 dB.
  • Total o cofosis – cuando la pérdida de audición es superior a 90 dB.

 

 

 

El órgano de la audición y el sentido ligado a él, proporcionan al ser humano uno de los medios más importantes de comunicación personal, social y cultural. Por ello, cualquier afección que altere su normal funcionamiento y que produzca un grado severo de sordera, va a trastornar de manera intensa las relaciones afectivas y sociales, dificultando la participación e integración social de los afectados. 

En muchos casos se trata de una forma de marginación muy poco valorada en la sociedad, lo que hace que el aislamiento de estos pacientes termine siendo muy importante. Para que sirva a modo de ejemplo, podemos manifestar que la mayoría de teléfonos, timbres, despertadores y otros aparatos que utilizan señales sonoras, emplean tonos agudos que, precisamente, son los que las personas con problemas de sordera no pueden escuchar bien.

La disminución leve de la audición es normal después de los 40 años y, ya a una edad muy avanzada aparece lo que se conoce como presbiacusia de la audición por el envejecimiento.

 

CAUSAS  DE  LA  HIPOACUSIA

 

 

PRUEBAS  DE  DIAGNOSTICO


El diagnóstico de la hipoacusia lo llevará a cabo el médico Otorrinolaringólogo, mediante una detallada historia clínica o Anamnesis, para lo cual hará al paciente una batería de preguntas que le ayuden a determinar la posible causa de esta pérdida de audición.

 

 

ANAMNESIS ACUSTICA

 

 

 

 

La historia clínica se completará con un examen físico que incluye una evaluación detallada de los oídos, por el médico especialista.

 

 

 

Además este estudio se complementará con la realización de una serie de pruebas audiológicas, como pueden ser: 

 

 

Audiometría tonal

 

 

Timpanometría

 

 

Potencial Evocado Auditivo de Tronco Cerebral 

 

 

 

Estas pruebas se podrán complementar de otras pruebas radiológicas, como son:

 

 

TAC de la cabeza. Prueba que se solicita cuando se sospecha de la existencia de una fractura o tumor.

 

 

Radiografía de la cabeza.

 

 

RNM de la cabeza.

 

 

 

TIPOS DE HIPOACUSIA

 

 

1.- Hipoacusia Conductiva o de Transmisión

 

 

 

2.- Hipoacusia de Percepción o Hipoacusia Neurosensorial 

 

 

 

3.- Hipoacusia mixta

 

esta ultima es en esencia una hipoacusia intermedia, a la vez de percepción y de transmisión, por lo que estarán afectadas tanto las estructuras del oído medio como del oído interno.

 

 

 

 

 

TRATAMIENTO DE LAS HIPOACUSIAS


La prevención de la pérdida auditiva resulta mucho más efectiva que su tratamiento, cuando "el daño ya está hecho".

Una vez que se ha detectado, evaluado y cuantificado (en decibelios) el problema, deben plantearse las diferentes opciones terapéuticas posibles según el tipo de hipoacusia.

 

 

 

 

A. Tratamiento NO Quirúrgico

 

 


 

2.- PRÓTESIS AUDITIVA O AUDÍFONO

 

 

 

B. Tratamiento Quirúrgico

 

 


1. IMPLANTE DE OÍDO MEDIO

 

2. IMPLANTE COCLEAR