email: droygs@hotmail.com
Teléfono: 997499121
Nextel: 99405*2318
   Inicio      Otoesclerosis

OTOSCLEROSIS  U  OTOSPONGIOSIS

 

Es un aumento anormal de tamaño del hueso esponjoso del oído medio que en su crecimiento puede englobar a la platina del estribo fijándola, ocasionando la pérdida de la audición.

El crecimiento óseo anormal del hueso temporal afecta generalmente a ambos oídos en una zona muy próxima a la ventana oval, de modo que al crecer puede comprometer la platina del estribo llegando a fijarla completamente. Esto va a impedir la vibración del oído en respuesta a las ondas sonoras, que es en definitiva lo que tiene que suceder para que la persona escuche.

Esta falta de vibración lleva a la pérdida progresiva de la audición que sigue empeorando con el tiempo, provocando una hipoacusia de conducción. Puede localizarse también a nivel del caracol óseo, provocando una hipoacusia neurosensorial. En ocasiones la hipoacusia puede ser mixta.

Se considera una enfermedad de etiología desconocida y hereditaria en un 80% de los casos, siendo la causa más habitual de la pérdida de audición del oído medio en los adultos jóvenes, siendo más frecuente en mujeres que en hombres y, además sus síntomas se exacerban durante el embarazo.

 

 

 

SÍNTOMAS

  • Hipoacusia.-  es el síntoma más frecuente de la otosclerosis, suele afectar a los dos oídos.
  • Acúfenos o tinnitus, que es ruido o zumbido en el oído.
  • Mareo.
  • Vértigo.
  • Inestabilidad y falta de equilibrio.

Se ha comprobado que en las mujeres la audición empeora con el embarazo, la lactancia y el uso de anticonceptivos, pudiendo ser en algunos casos las causas desencadenantes de este trastorno.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la otosclerosis lo llevará a cabo el médico Otorrinolaringólogo, basándose inicialmente en un estudio de la historia clínica del paciente o Anamnesis, que incluirá una serie de preguntas sobre los síntomas:

  • Momento de aparición.
  • Tipos de síntomas: mareo, inestabilidad, presencia de acúfenos.
  • Afectan o no a la vida cotidiana del paciente.

Además el médico especialista realizará otro tipos de pruebas, que facilitarán un diagnóstico correcto, como son:

 

1.    Pruebas Audiológicas: Audiometría tonal, para determinar el grado de pérdida auditiva del paciente.

2.    TC del hueso temporal. Cuando se sospecha de su existencia y, se utiliza para diferenciar la Otosclerosis de otras causas de pérdida de audición.

TRATAMIENTO

1.- TRATAMIENTO NO QUIRÚRGICO

La Otosclerosis puede empeorar lentamente y, es posible que no requiera tratamiento hasta que la persona presente problemas auditivos severos.

 

1.1 TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

 

Inicialmente se puede establecer un tratamiento a base de distintos medicamentos, como: fluoruro sódico oral, calcio o vitamina D; que pueden ayudar a controlar la pérdida auditiva, aunque en realidad sus beneficios aún no han sido probados científicamente.

 

1.2 ADAPTACIÓN AUDIOPROTÉSICA

 

Se puede recurrir a la adaptación de un audifono para aliviar algunos de los síntomas de la pérdida de la audición, lo cual no cura ni impide el empeoramiento de la enfermedad. Estará indicada la adaptación audioprotésica en aquellos casos en que la cirugía esté contraindicada por motivos concretos del paciente.

2.- TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

ESTAPEDECTOMÍA
Definición: Intervención quirúrgica durante la cual se procede a extirpar el foco otoscleroso de la platina del estribo, sustituyendo éste por una prótesis de diferentes materiales.

Según datos estadísticos se puede afirmar que un 98% de los pacientes recuperan la audición a los pocos días de la intervención y los resultados se conocen al mes. Aunque inicialmente la audición es intensa y de baja calidad, va mejorando progresivamente durante un año después de la intervención. 

En algún caso aislado, hasta una semana después de la intervención, el paciente puede tener mareos ó vértigos que le obligaran a guardar cama por espacio de dos o tres días, también pueden tener infección o molestias. 

Existe tan solo un 0,5% de fracasos por afectación del nervio auditivo, con una pérdida auditiva completa e irrecuperable.