email: droygs@hotmail.com
Teléfono: 997499121
Nextel: 99405*2318
   Inicio      Procedimiento por Radiofrecuencia Inducida Amigdalar

PROCEDIMIENTO POR RADIOFRECUENCIA INDUCIDA AMIGDALAR

Es una técnica que consiste en aplicar calor, a una temperatura de 70-75 ºC y a una frecuencia muy alta y, a través de un electrodo bipolar, en distintos puntos de los tejidos amigdalares hipertrofiados.


Cuando se aplica la energía de Radiofrecuencia en la amígdala hipertrofiada, se crea una zona de coagulación o reabsorción que provoca una desecación interna del tejido de la amígdala, con lo cual se reduce su tamaño quedando prácticamente como si fuera normal y sin perder su función. De esta maner conseguimos dejar un espacio orofaríngeo suficiente para facilitar la entrada normal de aire.

Este Procedimiento se realiza con anestesia general en niños y con sedación en adultos, permitiendo eliminar el problema del excesivo tamaño de las amígdalas permitiendo así revertir sus consecuencias, prácticamente sin dolor postoperatorio, sin riesgo de hemorragia y sin límite de edad.
Por otro lado el post-operatorio de una Amigdalectomía tradicional resulta ser bastante más doloroso, más largo en el tiempo y complicado.

Ventajas de este procedimiento:

 

·    Es ambulante y, no precisa ingreso hospitalario en el caso de los pacientes adultos; mientras que en los niños es tan solo de unas horas.

·   Se realiza con sedación en los pacientes adultos y con anestesia general en el caso de los niños. En ambos casos se lleva a cabo bajo la supervisión de un médico Anestesista.

·     Es rápido ya que dura aproximadamente 35 minutos.

·     Es prácticamente indoloro y el paciente tan solo tendrá una pequeña molestia a nivel orofaríngeo
Es fundamental que el paciente cumpla durante 3 o 4 días una dieta post-operatoria para RDF amígdalar, que se le prescribirá después de haber llevado a cabo dicho procedimiento.

·    Los cuidados post-operatorios son mínimos. Se le prescribirá al paciente un antibiótico para evitar cualquier posible infección y, si es preciso un analgésico tipo paracetamol, para evitar esas pequeñas molestias.

En ocasiones puede ser necesario y, siempre que su médico Otorrinolaringólogo así lo crea oportuno, realizar simultáneamente el Procedimiento de Radiofrecuencia Inducida Amigdalar junto con otro tipo de cirugías:

 

·    Hipertrofia de cornetes inferiores responsable de una obstrucción nasal inicial y por lo tanto de que el paciente tenga que dormir con la boca abierta. En estos casos se procederá a reducir dicho tejido mediante el empleo de otro electrodo bipolar específico para ellos, mediante el procedimiento por radiofrecuencia inducida de cornetes inferiores.

·    Desviación del septum nasal. Se solucionará mediante la cirugía de septoplastia.

·   Paladar blando relajado. En aquellos pacientes adultos que presentan un importante ronquido e incluso una apnea del sueño, será necesario aplicar el Procedimiento de Radiofrecuencia inducida de paladar.

·     Hipertrofia de Vegetaciones,sobre todo en niños. Se llevará a cabo la tradicional cirugía deAdenoidectomía.

Una vez sometido al Procedimiento de Radiofrecuencia Inducida Amigdalar, el paciente adulto o niño, que roncaba y/o sufría apneas del sueño dejará de hacerlo en poco tiempo, observándose también una variación en su comportamiento, si previamente se hubiera percibido una falta de atención, irritabilidad e incluso un retraso en el crecimiento (en niños), debidos únicamente a una alteración del sueño.